Eugenio Aguirre.

Hoy tengo el placer de presentar a uno de los grandes artesanos del diseño argentino. Llega Eugenio Aguire al blog y con él, sus tres grandes creaciones, Naturaleza Aguirre, Eugenio Aguirre y Pachorra, su última incorporación. Hoy conocemos a la persona que está detrás de la marca y les cuento que recién a sus 25 años supo que se dedicaría al diseño y las artes. Anteriormente trabaja en un banco y fue al momento de recibir un ascenso cuando decidió rechazar la propuesta para seguir su intuición y sumergirse en el mundo del taller. El disparador: ver como un artesano cosía con cuero una baranda de su casa. Quedó impactado tanto con la nobleza de su arte y como la del cuero. Ese artesano, Hugo Aguirre, sigue acompañándolo hoy en día. Eugenio Aguirre supo rodearse, desde sus comienzos y hace más de 25 años, de los mejores en cada oficio; ebanistas, herreros, talabarteros, lustradores, etc; siempre se esforzó por aprender de ellos para así poder alcanzar la excelencia y es lo que le ha permitido tener hoy un verdadero “taller-laboratorio”, fuente de inspiración y el ADN de su obra. Eugenio Aguirre es un autodidacta que ha alcanzado notoriedad tanto a nivel nacional como internacional siendo su escuela el taller y los artesanos. Su experiencia con cada uno de los materiales y las personas con quienes trabaja  desde el principio han sido las principales fuentes de formación en materia de diseño. A lo largo de todos estos años se ha interiorizado, mediante la práctica, en los secretos de cada oficio (pintura, talabartería, tapicería, carpintería, etc) para así poder combinarlos y aplicarlos a nuevas maneras en cada nueva creación. Como diría Eugenio, la concepción de su obra no surge desde un estilo determinado, sino desde su propio instinto; alinearse en un estilo preestablecido sería seguir parámetros que atentarían  contra su propia identidad. Es el diseño de autor el que conduce todas sus creaciones, siendo la simpleza y la autenticidad las que identifican a todas ellas. Su proceso creativo es algo desordenado y caótico, pero a la vez muy efectivo: Arranca con una idea “decente”, la deja madurar, le da un tiempo en su cabeza. En ese tiempo va imaginando distintas y variadas alternativas, ideas que sean realmente superadoras; en caso de no serlo, las descarta y arranca con otra. Necesita obsesionarse un poco, enfocarse en eso y sólo en eso exigiendo al máximo su cabeza y esperar al momento en que su intuición le dice “esto”!. Si “ESTO” no llega, aplica el plan B, es decir, Manos a la Obra llevando a la práctica la mejor idea. Es en este momento que suelen aparecer cosas mejores y es ahí donde finalmente dice “esto me gusta”.

Todo ese proceso le resulta verdaderamente apasionante y lo que finalmente cierra el circulo es ver el primer prototipo, siendo la última oportunidad de hacer algún ajuste, evaluando si la artesanalidad estará a la altura de las exigencias. Según Eugenio hay una línea muy delgada cuando se hace algo con las manos, muchas veces las diferencia entre algo de excelencia o de baja calidad es un detalle menor. Siempre parte de la base que lo que se hace con las manos no queda perfecto, para llegar a esa perfección están las máquinas, que no es lo suyo.  Una vez aceptado esto, es más fácil llegar a la excelencia. Con los materiales naturales pasa lo mismo; no son perfectos, y la línea también es muy fina y subjetivas; un cuero curtido artesanalmente tiene marcas e imperfecciones, no es perfecto. Sus seguidores entienden esto a la perfección y ven eses “imperfecciones” como virtudes. El control de esas sutilezas hace que un producto pueda ser único. En el caso de Eugenio Aguirre la construcción de una identidad estuvo referida fundamentalmente a mantener y respetar un concepto de obra que sostuviera una coherencia y una línea desde el primer día. Madera, cuero, hierro, textiles, son y han sido los materiales que la representan. Le apasiona jerarquizar y reinventar literalmente ciertos materiales para mostrarlos de tal manera que dan ganas de tocar, mirar y admirar su textura, brillo, o tono que hacen de cada pieza algo único. En la búsqueda contante de vivir en espacios armónicos, auténticos y que tengan una impronta que refleje la cultura rioplatense. Hay una intensión de mostrar materiales naturales en versiones atractivas, originales, elegantes, pero sin que pierdan su verdadero valor. En cualquiera de los proyectos llevados a cabo por Eugenio Aguirre encontraran líneas simples, materiales nobles, diseños atemporales de la más alta calidad, siendo la excelencia artesanal lo que los identifique.

 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s