La casa de Rochi.

Hoy les quiero mostrar un monoambiente de 53 metros cuadrados super luminoso que se convirtió en un dos ambientes gracias a la utilización de un placard que permitió darle vida a un nuevo espacio. Si, si, es una casa muy Apathiea y es que es la casa en la que Rochi  Carneiro (co-fundadora de Apatheia Deco) vivió hasta hace tan sólo unos días. Esta diseñadora de interiores comienza una nueva etapa y nos cuenta cómo se siente al respecto. “Es hora de una nueva mudanza. Es hora de nuevos cambios y uno se llena de melancolía. Dejo atrás mi casa de casi cuatro años, un espacio que creé y diseñé con mucho amor y donde viví una de las mejores etapas de mi vida: fue así como “mi lugar en el mundo” durante estos últimos años. Fue mutando año tras año con cambios en almohadones, cuadros, muebles, etc, ya que como toda diseñadora de interiores me encanta renovar cada espacio e ir jugando con pequeños cambios en algunos detalles. El proyecto Scalabrini Ortiz fue uno de los proyectos más lindos que me tocó hacer, fue mi primer casa y hoy me veo reflejada en cada rincón. Seguro en unos años vea las fotos y me voy a ver a mi a esta edad. Cada lugar representa a uno en una determinada edad de la vida y lo más lindo de este proyecto es que logró reflejarme a mi 100%. Creo que lo lindo de diseñar un ambiente es que ese espacio logre “hablar” de uno mismo, de una familia, de una pareja o de quien sea.¨

Rochi 36

Rochi 41

Rochi 42

Rochi 38

Rochi 44

Rochi 39

Rochi 40

Rochi 37

rochi 25

Rochi 22

Rochi 23

Rochi 24

Rochi 26

Rochi 10

Rochi 11

Rochi 19

Rochi 9

Rochi 3

Rochi 5

Rochi 6

Rochi 7

Rochi 31

Rochi 32.jph

Rochi 33

Rochi 29

Rochi 30

Rochi 28

Rochi 50

Rochi 52

Rochi 8

Rochi 45

Rochi 21

Rochi 17

Rochi 1

La vista desde su balcón a plaza Alemania, fue una de las tantas virtudes que la hizo decidirse a vivir en este departamento decorado muy a su estilo. ¨Hoy es tiempo de vaciar cada espacio para encarar un nuevo desafío, pensar nuevos espacios y hacer lo que más me gusta: tener una hoja en blanco y diseñar todo de cero. Son mil pensamientos que a uno se le vienen a la cabeza a la hora de embalar todo y hacer las valijas, pero como todo en la vida: lo mejor esta por llegar y ojalá me toque diseñar muchas más casas que me hagan sentir que son “mi lugar en el mundo”.

Que lindo es mudarse y arrancar de cero pero cuánta nostalgia!!

 

 

Little Paris.

Hoy llega al blog LITTLE PARIS, la casa que Jose Davel, Diseñadora de Interiores y Co-founder de Apatheia comparte con Francisco, su marido. Así la llaman desde hace casi cuatro años cuando decidieron irse a vivir juntos a este departamento antiguo que no puede ser más lindo. Jose es fanática de este estilo de viviendas y ni bien unos amigos le pasaron fotos del depto se dió cuenta de que le fascinaba ya que todo lo que veía le encantaba. Lo primero que tiene en cuenta al entrar en una casa son los pisos y los de esta eran realmente alucinantes! Como la gran mayoría de las viviendas antiguas, y LITTLE PARIS no es la excepción, uno de los puntos flojos es el espacio de guardado, el que se resolvió mandando a hacer mobiliario pensado especialmente para que el día que se muden se los pueden llevar a otra casa. En el living el sillón tiene una funda azul y una natural con un cuadro de mar como protagonista. Ambos habitantes de este hogar son fanáticos del mar y es por ellos que la gama de los azules tiene gran presencia en toda la casa. Se le suma una biblioteca (en la ochava) la que compraron cuando aún estaban de novios (hace ya dos años que se casaron), fue su primer mueble y tiene mil objeto llenos de color (velas, libros, terrarios, la invitación de su casamiento enmarcada, plantas, anotadores de viajes que hicieron juntos (de beballoons), etc. Como mesa baja eligieron una mesa de chapa y hierro en blanca de Apatheia ya que es un mueble liviano y de fácil limpieza. También armaron en una esquina el espacio para TV, que básicamente son dos estantes blancos. El cuarto principal les resultó chico para tener una cama queen y es por ello que en lugar de mesas de luz optaron por colocar un estante que lo aprovechan como tal y que tiene además lámparas y cuadros. También hay una cómoda azul que mandaron a hacer hace mucho, una silla que se re tapizó con géneros de Apatheia y con los cambios de temporada Jose va rotando las fundas de los almohadones y los cubres.

Jose 1

Jose 2

Jose 3

Jose 4

Jose 5

Jose 6

Jose 7

Jose 8

Jose 9

Jose 10

Jose 11

Jose 12

Jose 13

Jose 14

Jose 15

Jose 16

Jose 17

Jose 18

Jose 19

El segundo cuarto tiene una cama para cuando alguien se queda a dormir y un mueble que tiene espacio de guardado y escritorio en petiribí; es el ambiente más neutro de toda la casa. El camastro de mimbre que tiene mucho detalle es por ello que se  decidió hacer las fundas de los almohadones y del colchón en gris grafito y la pared la hicieron pintar sólo una parte en gris para que no oscurezca tanto el espacio. En la cocina tuvieron que hacer un mueble para guardar cosas de despensa y vajilla porque era muy escaso el espacio. La mamá de Jose les mandó de regalo un vajillero antiguo verde apenas se mudaron. Fiel amante de los detalles cada rincón tiene su magia pero lo que NO puede faltar en su casa son las velas -son fanáticos de prenderlas ni bien llegan – así como difusores que den rico olor y música. El baño se los muestro en unos días!

El estudio de Apatheia

Hoy tenemos el placer de descubrir el espacio de trabajo de dos diseñadoras de interiores argentinas, Rochi Carneiro y Jose Davel, socias, amigas, creadoras y actuales responsables de Apatheia. El showroom, ubicado en el barrio de Palermo, está muy identificado con el estilo de la marca y sus referencias estéticas, y es lugar donde las chicas desarrollan sus proyectos de interiorismo. En la misma línea que los productos que comercializan, las interioristas confían en el estilo nórdico para la decoración de su espacio de trabajo siguiendo los preceptos y mandamientos que nos llegan desde el norte del continente europeo, siendo la madera y el blanco los que mandan. Estas dos diseñadoras vistieron los distintos ambientes con el acento puesto en las texturas y la pureza de los materiales, los géneros como el lino y el algodón, los tejidos artesanales y las estampas austeras pintadas a mano, con gran variedad de grises, beige, blancos, cremas y algún que otro destello de color, materiales como el hierro, la madera, el mimbre y con la presencia del verde a través de las plantas. El estudio, que podría tratarse perfectamente de una vivienda, es un espacio abierto y super luminoso donde conviven la cocina, una sala de estar o de relax, la zona de trabajo, un baño y un balcón divino de tamaño considerable. El mobiliario es el encargado de separar los espacios, aunque en este caso no es necesario, ya que todos siguen una misma línea estética. Mesas y sillas, con un diseño escandinavo impecable, se distribuyen por todo el espacio aportando una imagen homogénea del conjunto.

91025273234424748495354

En Apatheia vas a encontrar una gran variedad de propuestas para vestir y amoblar tu casa: corderitos, almohadones, lámparas, alfombras, mesas, banquitos, sillas, acolchados, cubre acolchados, macetas, cortinas, manteles, vinilos, cortinas de baño, e individuales entre otras tantas cosas. Las chicas son expertas en crear ambientaciones, los casamientos son su especialidad, y ofrecen asesoramiento personalizado para decorar todos tus espacios. Si querés visitar el showroom (Ruggieri y Cabello, Palermo) podes hacerlo de lunes a viernes de 10.00 a 13.00 hrs y de 15.00 a 19.00 hrs coordinando cita previa. Para los que no están cerca o no cuentan con tiempo para visitarlas les cuento que hacen envíos a todo el país con costo a cargo del cliente. Su página web es http://www.apatheia.com.ar y si querés contactarte con ellas podés hacerlo a través de su fan page de Facebook (https://www.facebook.com/apatheiadecoracion), su Instagram @apatheiadeco o por mail a consultas@apatheia.com.ar.-

Por último, les dejo el significado de Apatheia “la armonía interior, la paz del alma, la libertad de las pasiones, la fuerza del corazón, el estar penetrado por el amor de Dios. La Apatheia es el estado de salud del alma.”